IRS.com is not affiliated with any government agencies

La paga de combate: Cuándo está libre de impuestos, cuándo no y qué necesita saber el IRS para su declaración de impuestos

Combat Pay: When It’s Tax-free, When It’s Not and What the IRS Needs to Know for Your Tax Returns

La ironía de la paga libre de impuestos es la cantidad de papeleo que conlleva.

La paga de combate es un tipo especial de ingreso que se concede al personal militar que participa en combates directos o que está destinado en zonas de servicio peligrosas.

Este tipo de compensación se considera exenta de impuestos en determinadas condiciones.

Sin embargo, el IRS (Internal Revenue Service) tiene normas y lineamientos específicos que determinan lo que califica como paga de combate por cumplir con el servicio militar y cómo debe reportarse en las declaraciones de impuestos sobre los ingresos de los militares.

Definición de servicio activo para los impuestos sobre los ingresos militares

El servicio activo es un término importante que hay que entender cuando se trata de los impuestos sobre los ingresos militares. Se refiere al servicio a tiempo completo en las fuerzas armadas, que incluye tanto el servicio activo para entrenamiento como el servicio activo regular. Sin embargo, la asistencia a una escuela de servicio no se incluye como parte del servicio activo.

Además, el servicio activo también abarca aquellos periodos en los que las personas retiradas se presentan voluntariamente al servicio activo para recibir formación o realizar otras tareas para los Estados Unidos. Esto significa que incluso los militares retirados pueden calificar como en servicio activo a efectos fiscales si deciden realizar tareas específicas.

Los miembros del servicio militar pueden recibir varios tipos de remuneración, como la paga básica, la paga especial y los subsidios, entre otras formas de compensación. Para clasificar correctamente sus compensaciones a efectos fiscales, es necesario determinar si estuvieron en servicio activo durante el periodo en el que recibieron esos pagos.

Comprender la definición de servicio activo es clave para determinar la deuda de impuestos del personal militar. Es importante clasificar correctamente la compensación militar para garantizar que todos los beneficios fiscales, como las exclusiones de la paga de combate o los créditos del impuesto sobre los ingresos, se apliquen con exactitud.

Ingresos gravables para el personal militar

Los miembros de las fuerzas armadas tienen una variedad de opciones de paga y compensación que pueden hacer que la determinación de sus ingresos gravables sea un poco complicada.

La paga básica, la paga especial y los complementos están incluidos en sus ingresos gravables y están sujetos al impuesto federal sobre los ingresos. Para los que perciben la prestación por servicio peligroso, existen algunas consideraciones especiales.

La paga por servicio peligroso suele concederse al personal militar que presta servicio en lugares o situaciones que entrañan riesgos importantes, como las zonas de combate. Este tipo de paga también es gravable, pero existen algunas excepciones. Concretamente, las personas que prestan servicio en determinadas zonas de combate designadas pueden excluir su paga por servicio peligroso de sus ingresos gravables.

La paga de combate es otra forma de compensación militar que está sujeta a un tratamiento fiscal especial para los miembros de las fuerzas armadas. De forma similar a la paga por servicio peligroso, quienes sirven en zonas de combate pueden excluir al menos parte de su paga de combate de sus ingresos gravables. Sin embargo, esta exclusión está limitada a un monto específico que depende del año y se ajusta anualmente en función de la inflación.

Para determinar qué parte de sus ingresos está sujeta a impuestos, los militares deben reportar todas sus pagas y subsidios en sus declaraciones de impuestos. 

Paga de combate no gravable

La paga de combate no gravable es un importante beneficio fiscal disponible para el personal militar que participa en operaciones de combate reales. Según la definición del IRS, los ingresos militares obtenidos durante el combate activo están generalmente exentos de impuestos. Esto significa que los miembros del servicio pueden excluir ciertos tipos de paga de combate de sus ingresos gravables, reduciendo así su responsabilidad fiscal en sus declaraciones federales.

Para ser elegible para este beneficio fiscal, los miembros del servicio deben haber recibido una paga por fuego hostil, haber participado en una operación de combate o haber servido en una zona de combate. La paga por fuego hostil se proporciona a las personas que están sujetas a una paga por fuego hostil o peligro inminente, mientras que la paga por combate se concede a quienes participan en combates directos con fuerzas enemigas.

La definición de "combate activo" es bastante específica y puede requerir la consulta con un profesional de impuestos cualificado. En términos generales, el combate activo se define como una situación en la que un miembro del servicio militar es objeto de una acción hostil por parte de un enemigo de Estados Unidos o participa en un combate directo con fuerzas enemigas. Esto puede incluir operaciones terrestres, combates aéreos o enfrentamientos navales.

Quienes participen activamente en operaciones de combate pueden excluir su paga de combate no imponible de sus ingresos gravables a efectos del impuesto federal sobre los ingresos. Este beneficio fiscal se aplica tanto a la paga militar regular como a cualquier paga o asignación especial que se reciba durante un periodo de combate activo.

Para reclamar la paga de combate no sujeta a impuestos, los militares deben reportar sus ingresos en sus declaraciones de impuestos federales utilizando los formularios y la documentación apropiados. Esto puede incluir una Declaración Militar de Permisos y Ganancias (LES), el Formulario W-2 para pagas o subsidios especiales, u otra documentación que muestre el monto de la paga de combate no gravable que se recibió durante un período de combate activo.

Es importante señalar que la paga de combate no gravable no se aplica a todos los tipos de servicio militar. Los militares que proporcionan funciones de apoyo o que no participan directamente en operaciones de combate pueden no ser elegibles para este beneficio fiscal. Además, otros tipos de ingresos obtenidos durante el servicio activo (como los ingresos por alquiler de propiedades o los reembolsos de préstamos estudiantiles) pueden seguir estando sujetos a impuestos federales sobre los ingresos.

Consideraciones para la devolución conjunta

A la hora de presentar la declaración de impuestos, los miembros de las fuerzas armadas y sus familias deben tener en cuenta consideraciones únicas. Una de estas consideraciones es si deben presentar la declaración conjunta o por separado. Aunque presentar la declaración por separado puede tener sentido en determinadas situaciones, las declaraciones conjuntas pueden ofrecer ciertas ventajas fiscales que pueden ser especialmente útiles para los cónyuges de militares que también pueden estar obteniendo ingresos.

Para los miembros del servicio activo, existen normas específicas en torno al estatus de declaración conjunta. Ambos cónyuges deben estar de acuerdo en presentar una declaración conjunta, y el miembro en servicio activo debe estar en servicio activo legítimo cuando se presente la declaración. Esto significa que, si el miembro del servicio está desplegado o en servicio activo en un lugar diferente, es posible que tenga que firmar y presentar un poder notarial para que su cónyuge le represente en el proceso de impuestos.

Además, si uno de los cónyuges no está presente en Estados Unidos durante la temporada de impuestos, se puede conceder un periodo de extensión. Esto puede ser especialmente útil para las familias de militares que puedan estar destinados en el extranjero o que estén experimentando un despliegue u otro tipo de separación. Al presentar la declaración de forma conjunta, estas familias pueden beneficiarse de ciertas ventajas fiscales y reducir potencialmente su deuda de impuestos total.

Requisito del Paralelo 39 y los Grados de Longitud Este

El gobierno de Estados Unidos utiliza el Paralelo 39 y los Grados de Longitud Este como requisitos para determinar si los miembros del servicio pueden ser elegibles para las exclusiones de la paga de combate. Concretamente, estos puntos geográficos se utilizan para definir ciertas áreas de zonas de combate, como el Golfo Pérsico y el Mar Jónico.

El IRS define una zona de combate como un área en la que Estados Unidos participa en operaciones militares, lo que incluye las áreas situadas justo fuera de la zona de combate, un área declarada inminente o en apoyo directo de operaciones militares. Para los miembros del servicio que presten servicio en una zona de combate designada durante un mes parcial o completo, existen exclusiones de la paga de combate.

El Paralelo 39 es un círculo de latitud que constituye una línea imaginaria situada aproximadamente a 39 grados al norte del ecuador terrestre. Los Grados de Longitud Este es una línea imaginaria situada al este del Primer Meridiano, que se encuentra en Greenwich, Inglaterra. Juntos, estos dos puntos sirven para definir ciertas áreas de zonas de combate a efectos de impuestos.

Para los militares que prestan servicio en estas zonas de combate designadas, incluidas las situadas alrededor del paralelo 39 y a lo largo de los Grados de Longitud Este especificados, la paga de combate puede excluirse de los ingresos gravables al presentar sus declaraciones de impuestos sobre los ingresos ante el IRS (Servicio de Impuestos Internos). 

Prestaciones exentas de impuestos

Los miembros de las fuerzas armadas pueden reclamar diversos beneficios fiscales relacionados con su servicio, incluidas ciertas prestaciones que están exentas de impuestos. Aunque algunas normas fiscales se aplican a todo el personal militar, otras dependen del estatus del miembro del servicio, de dónde preste servicio y de cuánto tiempo lo haga. Estos beneficios fiscales ponen de relieve el reconocimiento del gobierno a los sacrificios que el personal del servicio militar hace para defender a su país. 

Un mes entero en una zona de combate

Los miembros del servicio militar activo que pasen un mes entero en una zona de combate designada pueden recibir ingresos libres de impuestos por ese mes. 

Una zona de combate es un área en la que el personal militar participa activamente en combate o proporciona apoyo directo a quienes lo hacen. Esto incluye las áreas contiguas a la zona de combate, como el espacio aéreo y las vías fluviales. Además, también califican las ubicaciones geográficas clasificadas por el Departamento de Defensa como zona de combate.

Para reclamar la exclusión fiscal por un mes entero pasado en una zona de combate, el miembro del servicio debe presentar ciertos documentos al IRS. Estos documentos incluyen órdenes que detallen las fechas de servicio y la ubicación, y una carta del oficial al mando que certifique que el miembro del servicio sirvió en la zona de combate designada durante todo el mes.

Días de armamento/equipamiento en una zona de combate

Cuando un miembro de las fuerzas armadas entra o sale de una zona de combate, puede tener días parciales de armamento o desarmamiento que pueden afectar a sus impuestos sobre los ingresos. Los días de armamento o de desarme se refieren a los días que un miembro de las fuerzas armadas pasa preparándose para el servicio activo en la zona de combate o regresando de ella. Es importante calcular con precisión estos días ya que pueden afectar al monto de la paga de combate no gravable a la que un miembro del servicio puede ser elegible.

Para calcular los días de preparación/adaptación, el miembro del servicio y su oficial al mando deben llevar un rastreo de las fechas y horas concretas en las que el miembro del servicio entra y sale de la zona de combate.

El IRS considera cualquier fecha en la que un miembro del servicio esté presente en la zona de combate, incluidos los días de armamento y desarme, como un día de servicio en la zona de combate.

Es importante calcular con precisión estos días para garantizar que se utiliza el monto correcto de la exclusión de la paga de combate en la declaración de impuestos del miembro del servicio. La exclusión de la paga de combate permite a un miembro del servicio excluir de sus ingresos gravables cualquier compensación recibida por el servicio activo en una zona de combate o en una operación de contingencia.

Viajes a/desde una zona de combate para el servicio activo

Uno de los principales beneficios fiscales para los miembros del servicio activo que viajan hacia y desde una zona de combate es una extensión del plazo para presentar y pagar sus impuestos. La ampliación de los plazos fiscales significa que los miembros de las fuerzas armadas desplegados en una zona de combate pueden solicitar una extensión para presentar su declaración de impuestos y pagar los impuestos adeudados. Sin embargo, esto no incluye los desplazamientos por conveniencia personal. 

El periodo de extensión suele durar 180 días después de que el individuo regrese de la zona de combate. Durante este periodo, no se cobrarán penalizaciones a los miembros del servicio por no presentar, pagar o depositar los impuestos.

Paga por servicio peligroso y prestaciones del Seguro Social para militares

La prestación por servicio peligroso es una compensación extra que se concede al personal militar por realizar tareas peligrosas o servir en zonas de combate. Existen varios tipos de retribución por servicio peligroso reconocidos por el IRS. Entre ellas se encuentran la paga por combate, la paga por servicio peligroso y la paga por peligro inminente.

La paga de combate se concede a los miembros del servicio que prestan servicio en zonas de combate designadas o durante operaciones militares que implican combate. La paga por servicio peligroso se concede por tareas que son especialmente peligrosas, como la manipulación de explosivos o el trabajo con materiales peligrosos. La paga por peligro inminente se concede a los miembros del servicio que prestan servicio en zonas en las que corren un alto riesgo de sufrir daños, como el Golfo Pérsico o partes del Mar Jónico.

Cuando se recibe la paga por servicio peligroso, está sujeta al impuesto federal sobre los ingresos pero exenta de los impuestos del Seguro Social y Medicare. Esto significa que los miembros del servicio no pagarán impuestos del Seguro Social sobre la paga por servicio peligroso que perciban. Sin embargo, las prestaciones del Seguro Social se basan en el monto de los ingresos obtenidos durante los años de trabajo de una persona. Dado que la prestación por servicio peligroso está exenta de los impuestos del Seguro Social, reduce el monto de los ingresos que se utilizan para calcular las prestaciones del Seguro Social.

Aunque la prestación por servicio peligroso puede reducir las prestaciones del Seguro Social, es importante señalar que también puede aumentar los ahorros para la jubilación. Dado que la prestación por servicio peligroso está exenta de impuestos del Seguro Social, significa que los miembros de las fuerzas armadas pueden invertir más dinero en planes de jubilación, como el "Thrift Savings Plan" (TSP), que puede ayudar a complementar cualquier reducción de las prestaciones del Seguro Social.


Puede que también le guste