IRS.com is not affiliated with any government agencies

How Your Employer Match Contributions Affects 401k Limits

How Your Employer Match Contributions Affects 401k Limits

No, your boss’s 401k match doesn’t count toward your limit. So stop buying pumpkin spice lattes every day and invest in your future.

¿Cuenta la aportación del empleador para el límite del plan 401k?

Aquí tiene otra para su jubilación: La forma en que las aportaciones de su empleador afectan a sus límites del 401k.

La aportación del empleador es una prestación que algunas compañías ofrecen como parte de su plan de ahorro para la jubilación 401k. Consiste en que el empleador iguale un porcentaje de la aportación del empleado a su cuenta 401k. Por ejemplo, es habitual que el empleador aporte 50 centavos por cada dólar que aporta el empleado hasta un determinado porcentaje de su salario. Esto puede ser una valiosa herramienta de ahorro, ya que ayuda a los empleados a aumentar sus ahorros para la jubilación y a maximizar potencialmente sus aportaciones hasta el límite anual establecido por el IRS. Pero, ¿cuenta la aportación del empleador para el límite del 401k? Profundicemos en esta cuestión.

¿Qué es una aportación del empleador?

Una aportación del empleador es un tipo de contribución que algunas compañías ofrecen a sus empleados como parte de un plan de ahorro para la jubilación 401(k). Esencialmente, una aportación del empleador ayuda a los empleados a ahorrar para la jubilación igualando un porcentaje de sus aportaciones al plan. Esto puede ser enormemente beneficioso para los empleados, ya que puede ayudarles a incrementar sus ahorros para la jubilación con el paso del tiempo.

Existen diferentes tipos de planes de igualación del empleador que las compañías pueden ofrecer. Algunos empleadores pueden igualar un determinado porcentaje de las aportaciones de sus empleados hasta un máximo. Por ejemplo, una compañía puede igualar el 50% de la cotización de un empleado hasta un máximo del 6% de su salario. Otras compañías pueden igualar las cotizaciones hasta un determinado porcentaje del salario del empleado. Por ejemplo, un empleador puede igualar el 100% de las cotizaciones de un empleado hasta el 3% de su salario.

Las aportaciones paralelas del empleador pueden suponer una diferencia significativa en los ahorros para la jubilación de un empleado. Por ejemplo, supongamos que un empleado gana $50,000 al año y aporta el 6% de su salario a su plan 401(k). Si su empleador iguala el 50% de sus aportaciones hasta un máximo del 6%, eso equivaldría a $1,500 adicionales al año en aportaciones. En el transcurso de 30 años, suponiendo un rendimiento anual de la inversión del 7%, sólo esas aportaciones del empleador podrían ascender a más de $116,000.

Explicación de las aportaciones paralelas del empleador

Las aportaciones paralelas del empleador son una característica popular de muchos planes de jubilación, en particular de los planes cualificados ofrecidos por los empleadores. Estos planes están diseñados para ayudar a los empleados a ahorrar para la jubilación al tiempo que proporcionan importantes ventajas fiscales tanto a los empleadores como a los empleados. Uno de los componentes clave de estos planes son los diferimientos salariales, en los que los empleados optan por reducir sus ingresos gravables aportando una parte de su salario al plan. A continuación, los empleadores pueden optar por igualar una parte de estas aportaciones para ayudar a los empleados a constituir sus ahorros para la jubilación aún más rápidamente. 

Planes cualificados para empleadores

Los planes cualificados son una opción popular para los empleadores que desean ofrecer prestaciones de jubilación a sus empleados. Estos planes cumplen requisitos específicos según el código de impuestos internos, lo que permite obtener ventajas fiscales tanto para el empleador como para el empleado.

Los empleadores pueden elegir entre distintos tipos de planes cualificados, como los planes 401(k), los planes de participación en las ganancias y los planes de prestaciones definidas. Los planes 401(k) son quizá el tipo de plan más conocido, ya que permiten a los empleados aportar una parte de su salario antes o después de impuestos. Los empleadores pueden tener la opción de igualar una parte de estas aportaciones, hasta cierto límite.

Los planes de participación en las ganancias, por su parte, proporcionan a los empleadores una mayor discrecionalidad sobre cuándo y cuánto aportar. Estas aportaciones pueden basarse en un porcentaje de las ganancias o asignarse mediante una fórmula específica.

Los planes de prestaciones definidas, también conocidos como planes de pensiones, proporcionan una prestación específica a los empleados en el momento de su jubilación, basada en factores como el salario y los años de servicio. Este tipo de plan suele requerir más trabajo administrativo y puede resultar más caro de mantener para los empleadores.

Diferimientos salariales para empleados

El diferimiento salarial se produce cuando un empleado opta por aportar una parte de su salario a su plan 401(k) antes de impuestos. Existe un límite en el monto de dinero que un empleado puede aportar a su plan 401(k) a través del diferimiento salarial cada año. Este límite lo fija el IRS y puede cambiar de un año a otro. En 2021, el límite es de $19,500. Sin embargo, los empleados altamente remunerados pueden tener un límite inferior en sus diferimientos optativos.

Los empleados altamente remunerados son aquellos que cumplen ciertas condiciones establecidas por el IRS. Para el año del plan 2021, el IRS define a un empleado altamente remunerado como alguien que ganó más de $130,000 en el año anterior o posee más del 5% de la compañía que patrocina el plan. Para los empleados altamente remunerados, el límite de diferimiento optativo puede reducirse para garantizar que el plan no discrimine a favor de los empleados altamente remunerados.

Beneficios fiscales de las aportaciones paralelas del empleador

Una de las ventajas significativas de las aportaciones paralelas del empleador a un plan 401(k) son los beneficios fiscales. Las aportaciones paralelas del empleador se realizan antes de impuestos, lo que significa que el dinero se deduce del salario del empleado antes de calcular los impuestos, reduciendo así sus ingresos gravables. Esta reducción de los ingresos gravables puede resultar en una menor factura del impuesto sobre los ingresos para el empleado, proporcionándole beneficios fiscales inmediatos. En la próxima sección, analizaremos las ventajas fiscales de las aportaciones paralelas del empleador con más detalle, incluyendo cómo pueden proporcionar ventajas fiscales a largo plazo.

Reducción de la base antes de impuestos y de los ingresos gravables

Una de las principales ventajas de participar en un plan 401(k) es la habilidad de realizar aportaciones antes de impuestos, que tienen importantes beneficios fiscales. Cuando un empleado realiza una aportación antes de impuestos a su plan 401(k), la aportación se deduce de su salario antes de calcular los impuestos. Esto significa que el monto de la aportación no se incluye en los ingresos gravables del empleado, lo que resulta en una reducción de su factura fiscal total.

Los empleadores también pueden ofrecer otras deducciones antes de impuestos, como las primas de seguros médicos y de vida, que pueden reducir aún más los ingresos gravables de un empleado. Cuando se combinan con las aportaciones antes de impuestos a un plan 401(k), estas deducciones pueden resultar en un ahorro significativo para los empleados a la hora de pagar los impuestos.

Además de las aportaciones antes de impuestos, los planes 401(k) patrocinados por el empleador también ofrecen otras ventajas fiscales. Por ejemplo, las aportaciones deducibles del empleador pueden reducir los ingresos gravables de la compañía y proporcionar una atractiva ventaja a los empleados. Los diferimientos optativos de impuestos y las ganancias de las inversiones también pueden crecer libres de impuestos hasta su distribución, proporcionando ventajas fiscales adicionales a largo plazo.

Una de las formas en que un plan 401(k) puede ayudar a reducir los ingresos imponibles de un empleado es a través de las aportaciones paralelas del empleador y los diferimientos optativos del salario. Cuando un empleado contribuye a un plan 401(k) mediante un diferimiento salarial optativo, reduce sus ingresos gravables en el monto aportado. Además, las aportaciones paralelas del empleador también se realizan antes de impuestos, lo que resulta en una reducción aún mayor de los ingresos gravables de los empleados.

Entendiendo el límite del 401k

Contribuciones de recuperación

Una de las características únicas de los planes 401(k) es la habilidad de los partícipes de 50 años o más de realizar aportaciones de recuperación adicionales más allá de los estándares de los límites anuales de aportación. Las aportaciones de recuperación permiten a los inversores de más edad aumentar sus ahorros para la jubilación en los años leads a la jubilación. Las aportaciones adicionales pueden ser especialmente útiles para aquellos que se hayan retrasado en sus objetivos de ahorro para la jubilación o que hayan experimentado contratiempos en su planificación de la jubilación.

Los límites de las aportaciones para ponerse al día para los planes 401(k) tradicionales y seguros son de $6,500 para 2022 y 2023. Esto eleva el límite total de aportación para estos tipos de planes a $20,500 para ambos años. Por otro lado, los planes SIMPLE 401(k) tienen un límite inferior de aportaciones para ponerse al día de $3,000 para 2022 y 2023, lo que significa que el límite total de aportaciones para estos planes es de $16,500 para ambos años.

Es importante tener en cuenta que las aportaciones de recuperación se suman a los límites de diferimiento optativo estándar de los planes 401(k). Para los empleados menores de 50 años, el límite para los diferimientos optativos es de $19,500 tanto para 2022 como para 2023. El límite total de aportaciones, incluidas las aportaciones de recuperación, los aplazamientos optativos y las aportaciones del empleador, no debe superar el 100% del salario del empleado o $58,000 para 2022 y $61,000 para 2023, lo que sea mayor.

Para las personas de 50 años o más, el límite total de aportación aumenta hasta el 100% del salario del empleado o $64,500 para 2022 y $67,500 para 2023, lo que sea menor.

Combinación de aportaciones

Las aportaciones de los empleados son diferimientos salariales optativos que permiten a los empleados transferir una parte de sus ingresos antes de impuestos directamente a su cuenta 401(k). Las aportaciones del empleador, por su parte, las realiza el empleador en nombre del empleado como parte del paquete de prestaciones de éste.

Los empleados pueden combinar sus diferimientos salariales optativos con otras aportaciones para alcanzar el límite máximo de aportación. A partir de 2022 y 2023, el límite máximo de aportación individual de los empleados a los planes 401(k) es de $19,500 anuales. Para los mayores de 50 años, el límite máximo de aportación individual aumenta a $26,000 anuales.

Las aportaciones del empleador, como las aportaciones paralelas del empleador, también pueden combinarse con las aportaciones del empleado para alcanzar el límite de aportación anual. Por ejemplo, un empleador puede ofrecer una aportación paralela que iguale un porcentaje del diferimiento salarial del empleado. Una aportación paralela habitual es el 50% del diferimiento salarial del empleado, hasta un máximo del 6% de su salario.

Otros tipos de aportaciones del empleador son las aportaciones no optativas, que se realizan independientemente de si el empleado realiza un diferimiento salarial, y las aportaciones con participación en los beneficios, que se realizan en función de las ganancias de la compañía y no están garantizadas.

El límite total de aportación, incluyendo tanto las aportaciones del empleado como las del empleador, no debe superar el mayor de los siguientes importes: el 100% del salario del empleado o $58,000 para 2022 y $61,000 para 2023.

Aportaciones excesivas y penalizaciones por retirada de fondos

Realizar aportaciones excesivas a un plan 401(k) puede tener graves consecuencias para los partícipes. El exceso de aportaciones se produce cuando un participante aporta más del límite de aportación anual establecido por el IRS. Para 2022 y 2023, el límite de aportación anual es de $19,500 para los menores de 50 años y de $26,000 para los mayores de 50 años.

La penalización por exceso de aportaciones es del 6% del monto excedente por cada año que el exceso de aportaciones permanezca en la cuenta. Para evitar esta penalización, los partícipes deben corregir el exceso de aportaciones antes de la fecha límite de impuestos.

Para calcular el exceso de aportaciones, los partícipes deben sumar todas sus aportaciones del año, incluidos los aplazamientos del empleado y las aportaciones del empleador, y luego restar el límite anual de aportaciones. Cualquier monto en exceso está sujeto a la penalización.

Para corregir el exceso de aportaciones, los partícipes tienen dos opciones principales. La primera opción es retirar el exceso y cualquier ganancia antes de la fecha límite de impuestos, que suele ser el 15 de abril del año siguiente. Esta opción evitará la penalización, pero los afiliados seguirán debiendo impuestos sobre los ingresos.

La segunda opción es aplicar el exceso de aportaciones a las aportaciones de un año futuro, si el plan lo permite. Esta opción también evitará la penalización, pero los participantes tendrán que asegurarse de que se mantienen dentro del límite de aportación anual en adelante.

Si los partícipes no corrigen el exceso de aportaciones a tiempo, pueden tener que hacer frente a impuestos sobre los ingresos adicionales, además de la penalización. El monto en exceso se incluirá en sus ingresos gravables y estará sujeto a impuestos al tipo impositivo ordinario.

Para evitar las penalizaciones por retiro, los partícipes pueden invertir el exceso de aportaciones en otras cuentas de jubilación con ventajas fiscales, como una cuenta IRA tradicional o una cuenta IRA Roth. 

Impuestos diferidos sobre las ganancias de las inversiones

Existe una gran variedad de inversiones que pueden realizarse dentro de un plan 401k, incluidos los fondos de inversión, que son una de las opciones más populares debido a su diversificación y a su gestión profesional. Otras opciones de inversión pueden incluir acciones individuales, bonos y fondos cotizados en bolsa (ETF).

Aunque el aspecto del aplazamiento del pago de impuestos de los planes 401k puede resultar atractivo, es importante recordar que sigue siendo necesario invertir eficazmente para maximizar los ahorros para la jubilación. Los partícipes deben supervisar el rendimiento de sus inversiones y ajustar sus estrategias según sea necesario para asegurarse de que están sacando el máximo provecho de sus aportaciones. Esto puede implicar buscar la orientación de un asesor financiero o realizar una investigación sobre las diferentes opciones de inversión.

Fuentes

401k Company Matching Explained” – Justin V. Conroy


Puede que también le guste